Hola kandorianos y kandorianas, hay actores que tenemos «crucificados» y, hagan lo que hagan, nos cuesta mucho alabar sus interpretaciones. En casos como estos, cuesta mucho entender como un actor puede recibir papeles importantes sin haber demostrado aún su calidad interpretativa, en caso que tenga alguna. En otras ocasiones, nos tenemos que tragar nuestras palabras y dicho actor o actriz nos sorprende gratamente realizando un papel excepcional.

Charlie Hunnam es, en mi caso, uno de esos actores. Aún no le he visto ninguna interpretación que me haga valorar positivamente su trabajo. No obstante, en la película que comento hoy, he de decir que puede ser su mejor papel hasta la fecha. Eso no quiere decir que sea bueno, sino que es menos malo.

Nos encontramos ante un film en el que hay poco margen de maniobra, ya que su guión está basado en un libro. Sin embargo, dentro de que la historia debe ser la misma, puedes contarla o, más bien, desarrollarla de muchas maneras. No voy a criticar esta historia, creo que es el punto fuerte de la película.

Una buena fotografía y una banda sonora aceptable hace que te la creas en parte, y consigue que no dejes de verla a pesar de ser lenta. No confundamos lenta con aburrida, no tiene nada que ver.

Las interpretaciones, obviando a Hunnam, que ya he dicho todo lo que tenía que decir sobre él, no son para tirar cohetes, pero cumplen su cometido. Pattinson está demostrando que puede dar mucho al mundo del cine y que ha dejado atrás su «crepuscular» pasado, por suerte. Para mí, el mejor de la cinta. Siena Miller y Tom Holland no destacan sobremanera, pero dan lo suficiente para concederles un aprobado, al igual que Hunnam.

Con todo esto, la película estaría bien e incluso la recomendaría con creces. Una historia de expedición que cuenta como un hombre persigue un sueño. Llama la atención ¿verdad? Pues nada más lejos de la realidad.

Dije que no había que confundir lenta con aburrida. Cierto. Pero, en este caso, el aburrimiento se apoderó de mí con creces. Intenté darle el beneficio de la duda por si el final merecía la pena, pero fue en vano. Las más de dos horas de duración se me hicieron eternas y no consiguieron despertar mi atención sobre lo que me estaban contando.

Aburrida. Muy aburrida. Con la premisa que mostraba, se le pudo haber sacado muchísimo más partido a un film que mata de tedio. No la aconsejo y no creo que vuelva a verla en mi vida. Me costará muy poco olvidarla.

Como siempre digo, comentad lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

Z. La ciudad perdida en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.