Hola kandorianos y kandorianas, hoy hablaré de ciencia ficción. Uno de los directores más conocidos del panorama europeo, Luc Besson, ha escrito y dirigido esta película, basada en un cómic (que no he leído). Como siempre digo, las comparaciones son odiosas, y no podemos dejar de echar un vistazo a su filmografía para ver si, en este caso el nivel ha subido o bajado respecto a otros de sus trabajos.

La ventaja de la ciencia ficción es la posibilidad de inventarte, dentro de lo lógico, cualquier cosa que te aporte algo a la historia para hacerla más interesante. Empezaré diciendo que la película tiene muchos altibajos. Un inicio prometedor despierta cierta curiosidad sobre lo que vas a ver. Después de eso, el film baja el nivel bastante haciendo que todo sea muy predecible. Ese es el gran error. La curiosidad deja de estar patente cuando se va acercando el final.

Dane DeHaan, el protagonista de la cinta, no me ha demostrado todavía lo que puede dar. Bien es cierto que aún no le he visto una interpretación a la que le pueda sacar partido, pero no puedo decir que es bueno. En este caso consigue que me crea a su Valerian sin llegar a ser un héroe de los que dejan marca.

También tenemos a Clive Owen. Un actor en horas bajas que parece haber aceptado este papel para intentar volver a estar en la cresta de la ola. Se ha equivocado totalmente. Su personaje está caricaturizado y ridiculizado.

Por otro lado está Cara Delevigne. No es actriz, por lo tanto no hay mucho que decir. Sólo se presta a lucir palmito y añadir frases planas al diálogo del resto de personajes. Lo de lucir palmito no es culpa suya. Es culpa de un guión que no se centra en la historia. Simplemente intenta que no te des cuenta de lo que en realidad pasa, sin embargo, fracasa estrepitosamente en ello. No digo que el guión sea malo, pero deja mucho que desear.

No todo en la película es criticable. Visualmente me pareció muy dinámica y con una calidad muy bien explotada. No obstante, no dejará de recordaros a ‘El quinto elemento’. Aquí, Besson, ha dejado en evidencia que, hace algún tiempo, dejó de arriesgar y, hoy en día, va a lo fácil. A causa de esto (ya dije que las comparaciones son odiosas), veremos reflejada en la pantalla una película, a priori, distinta, pero que nos dará la impresión que ya hemos visto.

Poco más que añadir. Película entretenida para pasar una tarde de domingo y poco más. No esperéis que se cree un mundo a partir de ella, ni que se hagan muchas más entregas porque, vaticino que, fracasarán en taquilla.

Como siempre digo, comentado lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

Valerian y la ciudad de los mil planetas en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.