Hola kandorianos y kandorianas, hace unos años se estrenó una de las películas más vistas de nuestro país. ‘Ocho apellidos vascos’ logró saltar los 56 millones de euros de recaudación convirtiéndose en la película española más taquillera en España y entrando en el top 10 de las más taquilleras en el mundo. A partir de aquí todo fue a peor.

¿A qué viene esto? Pues a eso voy. A las cadenas televisivas que funcionan como productoras cinematográficas, les importa un pimiento si lo que producen es una mierda pinchada en un palo, siempre y cuando vendan en taquilla. A causa de esto, nos apabullan con campañas de marketing excesivamente pesadas, contándonos todo lo que merece la pena ver del nuevo producto de moda pagado por Mediaset o AtresMedia.

Esto es un error. Te venden la moto llenándote el ojo con actores encasillados y personajes explotados para que piques y acabes gastándote el dinero viendo algo que ya has visto en los spot promocionales.

‘Ocho apellidos vascos’ resaltaba los clichés de dos regiones muy diferentes. Como esa fórmula funcionó bastante bien, la mayoría de lo que han ido produciendo en España se centra en la misma raíz. Todo visto y todo explotado.

Pero voy a hablar de ‘Señor, dame paciencia’ que si no me extiendo sin motivo. Jordi Sánchez haciendo de derechón madridista, racista y xenófobo, ¡qué novedad! Una familia con un negro, un gay, un catalán y un perroflauta, ¿os suena de algo todo esto? A mí mucho.

La película bien. Pasable. Las partes de comedia, aunque me reí en algún momento, están muy machacadas y repetidas como digo. Los actores no están mal, en su línea, tampoco pueden destacar con personajes estereotipados y conversaciones metidas con calzador. El resto no deja de ser una historia ya conocida a la que yo habría puesto un protagonista muchísimo más exagerado en sus defectos.

La parte dramática funciona bastante mejor que la cómica. Todo el mundo sabe lo que va a ocurrir a cada momento y cuando van a soltar la típica frase graciosa. Sorpresa cero. La idea podría haber dado más de sí estando mejor ejecutada. Guion muy pobre.

Y poco más que añadir. Película para pasar el rato y poco más. Una de tantas que hay, pero si la fórmula funciona, bienvenida sea.

Como siempre digo, comentad lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

Señor, dame paciencia en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.