Hola kandorianos y kandorianas, hacía mucho tiempo que no subía nada a esta sección. Todas la películas que he visionado desde entonces siguen en mi cerebro dando vueltas y, me temo que, tendré que hacer alguna criba para no llenar la página de reviews que no interesan a nadie; vamos que me centraré en lo que realmente merece la pena comentar, sea bueno o no.

Hoy toca una de las obras más controvertidas de Darren Aronofski. Teniendo en cuenta que ninguna de sus películas suelen dejar indiferente a nadie, ‘Madre!’ puede ser la que más polémica ha desatado entre sus espectadores.

Para el que no la haya entendido, la historia muestra un sin fin de situaciones surrealistas sin ningún desarrollo estructural que culminan en escenas violentas y morbosas que carecen de sentido alguno. Quiero aclarar que no estoy llamando ignorante a nadie, simplemente es muy complicado entender algo a lo que no se le encuentra el simbolismo que quiere transmitir. Yo se lo acabé encontrando en los títulos de crédito, con eso digo todo.

Lo mejor de todo el film son las magníficas actuaciones de Lawrence y Bardem. La primera interpreta a una mujer con una vida tranquila, la cual se va alterando por culpa de las decisiones del hombre que vive con ella (Bardem). La creciente angustia y estrés que sufre el personaje está plasmada de una manera tan maravillosa que llegas a sentirla fuera de la pantalla. Como espectador, incomoda muchísimo el cambio del personaje porque no le encuentras ningún sentido a todo lo que está pasando. Te sientes identificado con el personaje de Lawrence.

Respecto al de Bardem, nos lo muestran como un personaje ególatra que, a causa de sus egoístas decisiones desmorona la vida tranquila que ha conseguido junto a su compañera, y musa, y eso le acaba pasando factura tanto a él como a ella.

La dirección y la fotografía son las encargadas de sumergirnos en el multigénero de la obra. Consiguen que pasemos del drama al thriller o, en algún caso, al terror, aumentando esa incomodidad de la que hablaba antes. Eso añadido a un guion en el que no te enteras de nada, hace que prestemos atención a lo que vemos, precisamente, para no perdernos en ese mar de surrealismo. Te puede gustar más o menos esta película pero hay que reconocer que no aburre.

Los personajes secundarios, si tampoco sabes lo que simbolizan, no ayudan en absoluto a comprender este guirigay. Sólo son gente pesada que no pinta nada en esta historia y que, para mas inri, su comportamiento es irritable y extraño.

Y llegamos al apoteósico final con el que los ofendiditos se echarían las manos a la cabeza y pondrían de vuelta y media en las redes, tanto al director como a los protagonistas del film. En mi opinión no es un final, en absoluto, digerible para todos los públicos; de hecho puede ponerte hasta mal cuerpo. Sin embargo, una vez que entiendes lo que el director quiere contar, ese final, o esos últimos veinte minutos de metraje, los ves totalmente necesarios.
En el siguiente párrafo explico, más o menos, todo lo que hace falta para entender esta película.

El siguiente comentario incluye spoilers. Ábrelo bajo tu responsabilidad.

Mostrar comentario

Para los que la hayáis visto y no entendáis ni papa, sólo os diré una cosa: imaginad que el personaje de Bardem simboliza a Dios. Si tomamos ese hecho como premisa de la historia, las respuestas vendrán solas. Tenemos a Ed Harris como el primer hombre que tiene contacto con Dios, Adán. En la escena en la que Bardem tapa una herida en el costado a Harris, nos intenta mostrar que le ha quitado una costilla, solo después de eso aparece Michelle Pfeiffer, la primera mujer, Eva. Los dos juntos destruyen la joya que guarda Bardem en su habitación, a la cual no dejaba que nadie entrara sin estar él presente. Me suena a la manzana que muerde Eva en el paraíso y provoca a ira de Dios. Todo va teniendo sentido cuando entiendes lo que cada elemento simboliza. Los hijos de Harris y Pfefiffer, los hermanos Gleeson, simbolizan a Caín y Abel, los hijos de Adán y Eva. Ahí, el asesinato, por envidia, de uno a manos del otro vuelve a cobrar sentido si tenemos en cuenta los pasajes del primer capítulo de La Biblia: El Génesis.

Tras todo esto, Dios se entera de que va a tener un hijo y eso le inspira para acabar su obra, la cual genera la llegada de muchos fans que idolatran al escritor. Aquí es donde se acelera todo y enfrenta a varios grupos de seguidores unos contra otros, que destrozan la casa de Bardem y Lawrence. Entonces llega el hijo, protegido por su madre hasta que el padre se lo arrebata y se lo entrega a sus fieles, los cuales lo matan y se comen su carne: acordémonos de Jesucristo.

¿Pero cuál es el papel de Lawrence en todo esto? Ella simboliza La Tierra, la naturaleza. Ella es la que sufre con todas las decisiones de los hombres, hasta el punto en que se revela y destruye a todos, sacrificándose ella misma.

De todo este testamento que os acabo de soltar me di cuenta en los títulos de crédito cuando vi los personajes que interpretaba cada actor.

En conclusión, yo entendí la historia, entendí lo que Aronofski nos quiere contar, entendí la mayoría de los simbolismo (que hay unos cuantos) en la película, pero no me gustó. Me dejó mal. Es un trabajo, como dije al principio, que no deja indiferente a nadie y gusta comentarlo y sacarle todo el jugo, pero no la volveré a ver nunca.

Como siempre digo, comentad lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

Madre! en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.