Hola kandorianos y kandorianas, llevo mucho tiempo sin molestaros con mis análisis. Han venido fiestas señaladas y no he podido o no he tenido tiempo o, básicamente, no he querido importunaros con mis locuras y mis disparatadas ideas.

Hay películas que están creadas para no pensar, simplemente te hacen pasar el rato. Es el caso de ‘Los mercenarios 3’. Un trabajo que no aspira a nada. Es un cúmulo de tiros, puñaladas y testosterona que, los amantes de las películas de acción de los 80 y 90, disfrutamos mucho. No obstante, dentro de esta trilogía, la tercera entrega deja mucho que desear.

No tiene nada que nos recuerde a sus predecesoras. Ya la segunda entrega fue un refrito de la primera y, en esta última, ni se han esforzado en mostrarnos algo mínimamente distinto.

Hasta algunos personajes han bajado el listón. Supongo que será difícil meter tantos actores «protagonistas» en un mismo trabajo, sin embargo, parece que la historia se centra en las nuevas y jóvenes promesas que aparecen, dejando de lado a las estrellas consagradas que todos queremos ver.

La comedia suele ser otro de los puntos fuertes de este tipo de film. En las anteriores veíamos como se vacilaban los personajes metiéndose unos con otros y sacando a relucir los puntos débiles o las características más criticables de sus actores. Pero aquí ni siquiera lograron sacarme la sonrisilla que consiguieron las otras. El único destacable en este aspecto puede ser el personaje de Antonio Banderas que, haciendo eco de su loco personaje, sí me hizo reír.

Poco más que decir. Una película para pasar una tarde de sábado o de domingo sin nada mejor que hacer. Comentad lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto, kandorianos.

by Danko

Los mercenarios 3 en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.