Hola kandorianos y kandorianas, llevamos un tiempo adaptando todo al cine, ya sean cómics, literatura, series de televisión e incluso videojuegos, sin hablar de remakes, reinicios o secuelas tardías. Esto demuestra que la originalidad, aun siendo difícil de conseguir, brilla por su ausencia, y que a la gran industria del cine, cada vez le importa menos producir películas que nos resulten inolvidables. La gran mayoría de trabajos en nuestra “querida” Hollywood son caca comercial.

‘Divergente’ vino detrás del estreno de ‘Los juegos del hambre’. Ésta última fue un éxito en taquilla, ya sea por su buen marketing o porque las novelas (que no he leído) engancharon a multitud de lectores convirtiéndose en fenómeno fan.

Por otra parte, ‘Divergente’, aunque tuvo una buena acogida y puedo conseguir una buena recaudación con la primera entrega, se desinfló enseguida y fue perdiendo interés, tanto por público como por crítica.

En esta tercera entrega terminan de estrellarse. La saga ya era un barco sin capitán esperando colisionar con el iceberg de la realidad, y se ha cumplido con creces. Me distraía mucho. No dejaba de mirar el móvil, el reloj, los personajes y secuencias en segundo plano… pues, aun así, no perdí el hilo de la historia en ningún momento.

Una historia que, intentando dar otra vuelta de tuerca a la saga, lo único que consigue es ser previsible y tonta. Los nuevos personajes no aportan absolutamente nada valioso a la trama y se convierten en el hazmerreír del film (véase David).

No me gustó nada. No la recomiendo para nada. La considero una pérdida de tiempo.

Como siempre os digo, comentad lo que queráis. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

La serie Divergente: Leal en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.