Hola kandorianos y kandorianas, como ya sabéis, soy un amante de las películas stop-motion. Estos trabajos, independientemente del resultado, siempre me han parecido dignos de admirar por el trabajo manual que requieren y por el tiempo dedicado a cada una de las escenas. A día de hoy, he visto muchas cosas dentro de este mundo y todas, en mayor o menos medida, me han fascinado.

Hoy toca la tercera entrega de lo que empezó como publicidad de LEGO. Si bien es cierto que con la segunda parte bajó algo el listón pero se mantuvo firme, con ésta se tambalea en su universo y, aunque a mí me sigue gustando el rollo que llevan, no puedo dejar de criticar lo poco sorprendentes que se han vuelto.

No te enseña nada nuevo que no hayan explotado mejor y con más sentido en sus predecesoras. Historia, a priori, seria con toques de comedia que acaba desvariando en humor absurdo (que no es malo en este caso) y previsibilidad máxima.

Ambientada en Japón y tirando de zords y ninjas, consigue estereotipar a nuestros protagonistas con un malvado gracioso y caricaturesco. Nada que no hayamos descubierto anteriormente.

Seguro que sacará risas o, al menos, sonrisas al verla. Yo la disfrute mucho yendo con las expectativas muy bajas. Me gustó y os la recomiendo bastante.

Como siempre digo, comentad lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

La LEGO Ninjago película en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.