Hola kandorianos y kandorianas, llevo mucho tiempo sin aparecer por estos lares para contaros buenas nuevas y he decidido dejarme caer y traeros una nueva crítica (por llamarla de alguna manera) para que os dejéis llevar por la opinión de otro tipo que no tiene nada mejor que hacer que esto.

Me gustan mucho las películas de animación aunque pequen de infantiles. Dentro de que este género puede estar más dirigido a niños, quitando muchas películas de Pixar y prácticamente todo el anime, no dejan de ser productos que hacen disfrutar también a los mayores, siempre y cuando éstos vayan con la mente abierta y tengan en cuenta lo que van a ver.

En esta ocasión os traigo una tercera parte; a Hollywood le gusta mucho estirar el chicle y a DreamWorks más (véase Shrek), y cuando unos personajes amarillos, calvos y con gafas tienen buena acogida en taquilla, pues hay que explotarlos hasta decir basta, o sea, hasta que sean odiados por todos.

La primera entrega sorprendió haciéndonos ver que el protagonista era malo. Hasta ahí bien. Luego descubrimos que era un film dirigido al público más joven. Sin embargo, en mi opinión, llegó a ser un trabajo digno y bien conseguido haciendo disfrutar a todos. La animación era muy exagerada, pero no por ser más realista significa mayor entretenimiento, de hecho llegas a acostumbrarte y pasa desapercibido, lo tomas como una caricatura. Muy entrañables las niñas y muy graciosos los minions.

La segunda entrega bajó mucho el listón respecto a la primera centrándose en una historia vaga y tonta. Explotando a los minions porque son los que hacen gracia. Craso error.

Respecto a esta tercera, estando por debajo de la primera, descubrimos a un personaje nuevo que para los amantes de los ochenta (entre los que me incluyo) no pasará inadvertido. Ha sido un gran acierto siendo, para mí, el mejor villano de la trilogía. Un personaje estrambótico y megalómano que, seguro, te sacará una sonrisa.

Sin embargo, el resto del film cojea. Habiendo una historia principal de la que llegas a olvidarte, ya que se queda, en más de una ocasión, tapada por las historias secundarias formando un batiburrillo del que no veía como iban a salir. Y salieron como me imaginaba, con un final rápido y tonto.

No deja de ser mero entretenimiento pero, quitando algunos gag que provocarán alguna carcajada segura, no es una película que pasará a la historia. Sólo te hará pasar un buen rato, que también es necesario.

Como siempre digo, comentad lo que queráis, queremos saber vuestras ideas e inquietudes. Hasta pronto kandorian@s.

by Danko

Gru 3. Mi villano favorito en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.