Hola kandorianos y kandorianas, llevamos bastantes años viendo pasar por la gran pantalla muchas de las sagas adolescentes que triunfan en las librerías. Todo empezó, diría yo, con ‘Crepúsculo’, la cual, abrió las puertas a todo tipo de historias de ciencia ficción y fantasía que han ido apareciendo en forma de trilogía o, para recaudar más dinero, tetralogía. Si puedo decir algo bueno de alguna de ellas, sería de ‘El corredor del laberinto’.

‘El corredor del laberinto’ se convirtió, dentro de las sagas adolescentes de ciencia ficción, en una de mis favoritas. Su primera entrega fue una agradable sorpresa. Bien es cierto que dejó cosas en el aire y muchos elementos estaban cogidos con pinzas, pero consiguió su propósito entreteniendo al espectador y, sobre todo, despertando esa curiosidad final para futuras historias.

Con la segunda entrega me llevé un pequeño chasco. El prometedor inicio de desvaneció con el desarrollo de la película. Me supo a poco. Sólo esperaba que acabara y me daba igual el desenlace. Todo lo que me conquistó de la primera entrega, desapareció en la segunda; la aventura a lo desconocido, la intriga, el inminente peligro al que se exponen los personajes,… No encontré nada de eso.

Y llegamos a la tercera y (espero que) última entrega en la que ya no funciona nada. Una historia mascada y previsible convierte lo que pudo ser un desenlace digno en un trabajo del montón. Ni siquiera los actores pueden rescatar este despropósito. No es que sean buenos, aunque eso no importaba en las anteriores entregas, pero se les podría haber sacado más partido a sus interpretaciones. El único momento salvable lo puede tener Thomas Brodie-Sangster, gracias a sus tablas como actor.

Nombres conocidos como Barry Pepper, Giancarlo Esposito o Walton Goggins (uno de los mejores, sin duda) aparecen, diría yo, para intentar darle más caché al film. Sin embargo, la mediocridad del guion puede con ellos.

No hay ningún momento del final que me parezca digno de destacar. La conclusión de este trabajo lo definiría como una decepción absoluta. Lo siento por Wes Ball, porque creo que tiene suficiente talento para llegar a destacar como director, pero así son las cosas.

Como siempre digo, comentad lo que queráis y exponed vuestras conclusiones. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

El corredor del laberinto: La cura mortal en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.