Hola kandorianos y kandorianas, habréis oído alguna vez, sin duda, que ya no se hacen películas como antes. Para mí a esa frase no le falta razón, pero eso no quiere decir que las películas fueran mejores, o que los directores fueran más profesionales. Eso no lo creo.

Sin embargo, hay trabajos que un buen cinéfilo debe tener en su filmografía y haber visto, al menos, una vez. Este es el caso de ‘Drácula de Bram Stoker’, el referente de vampiros por excelencia (con permiso de ‘Nosferatu’, por supuesto).

La primera vez que la vi, no la entendí. Esperaba ver una película de terror de vampiros típica, con sus mordeduras, su sangre y su fantasmagórica fantasía. Después de verla, entendí que es una película romántica de un ser angustiado y terrorífico. Ahí fue cuando me di cuenta, días después de verla por primera vez, que me encontraba ante una auténtica obra de arte de la historia del cine.

La delicadeza con la que está elaborada y atención puesta en cada sutil detalle, hace que sea ese referente del que hablaba antes. No he leído la novela (aún), y espero leerla algún día, mientras tanto seguiré disfrutando de la versión cinematográfica con el paso de los años.

Uno de los aspectos más destacables es el trabajo de dirección y de fotografía que consiguen una momentos visuales abrumadores. La banda sonora es inmejorable, pasando a los anales del cine. La interpretación de Oldman, actor muy infravalorado desde mi punto de vista, es sublime, perfecta. Lo mejor, la historia.

Supongo que muchos de vosotros ya la habréis visto, pero para los que no lo hayáis hecho, os recomiendo que no dejéis escapar está obra maestra. «Dráculas» hay muchos, de Bram Stoker sólo uno.

Como siempre digo, comentad lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

Drácula de Bram Stoker en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.