Es la ópera prima de Jordan Peele y se nota. Desde los primeros minutos, en los que ves, que algo raro pasa, lo adivinas sin esfuerzo y empiezas a perder el interés sobre lo que están enseñando.

Kaluuya hace una buena interpretación, quizá hay momentos en los que sobreactúa, pero no deja de ser, probablemente, el mejor de la película. Los actores secundarios, incluyendo a Allison Williams, no están a la altura. El problema es que parece que tampoco se les exija que deban dar la talla. Imagino que será por la falta de experiencia de Peele detrás de la cámara, pero durante todo el metraje, me estuve distrayendo sin que se despertará en mí ni un ápice de interés.

Rescato parte de la edición de sonido que me recordó (salvando mucho las distancias) a Hitchcock. Ahí sí se ve realizado un buen trabajo y merece la pena destacarlo.

No sólo voy a echar la culpa a la dirección, pero sí a Peele, ya que el guión también es suyo y, aunque no tiene muchos agujeros, dos de ellos son socavones. Y en esos socavones se hunde parte de la trama. Aún así, se deja ver.

Thriller, sí. Buen thriller, ni por asomo.

by Danko

Déjame salir en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.