Hola kandorianos y kandorianas. Hoy os traigo una de las películas candidata en el último certamen de los Oscar. Sólo candidata, ya que de sus cuatro nominaciones, no logró alzarse con ninguno de ellos. ¿Merecía alguno? ¿Merecía siquiera estar nominada? No lo sé, yo en temas de política no me meto. Alabo lo que me gusta (que no tiene por qué ser lo mejor) y critico lo que no me gusta (que no tiene por qué ser lo peor).

Os resultará extraño que sea la primera película que veo de David Mackenzie, al que no tenía muy en consideración por haberse metido en berenjenales como ‘American playboy’, pero tras la buena acogida por parte de la crítica de ‘Convicto’, pude haberle dado la oportunidad de sorprenderme, pero, como siempre, por falta de tiempo, no lo hice.

Sin embargo, llegó ‘Comanchería’ y, sin ni siquiera saber que era suya (hasta que no la vi de empezar), me encontré con un producto muy bien trabajado, tanto en dirección como en edición y que, lejos de que la historia te enganche más o menos, funciona bastante bien.

En la primera escena ya sabes que no es un trabajo hecho a la ligera y que han puesto interés, y saber hacer, para que el resultado sea el deseado. Escena mostrándonos el detonante de todo y sin pararse en tonterías innecesarias que no conducirían a nada.

El guión es bueno pero me dio la sensación de que parte de ese mérito lo tienen los actores principales. Bridges está perfecto en un papel que le va como anillo al dedo (y lo sabe), por lo tanto, le saca todo el jugo que puede. Otro que demuestra su talento (porque lo tiene, y mucho) es Foster. Sí es cierto que en el pasado tuvo papeles malos y nunca parecía que iba a despuntar. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, está realizando buenos trabajos. Pine no es un actor que me haya demostrado nada aún, éste puede ser su mejor papel con diferencia, aunque está tapado claramente por sus dos compañeros de reparto.

Lo mejor de todo la fotografía. Hace que los paisajes se fundan en cada plano y, juntando el buen trabajo de dirección, te hace sentir el agobio y el calor de Texas como si estuvieras allí presente.

Aquí viene el punto negativo (que para mí no lo es). No es un film para todo el mundo. Es muy lenta y, si no haces un esfuerzo, puedes pasar por alto todo el drama social que hace que esta película sea lo que quiere ser: un western moderno.

A mí me gustó mucho y espero que si la veis hagáis vuestros comentarios para poder discutirla como es debido. Gracias por seguirme y hasta pronto kandorian@s.

by Danko

Comanchería en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.