Hola kandorianos y kandorianas, no soy un crítico profesional. No utilizo palabras como hipnótico o hastiado. No necesito hacerlo para decir que una película me ha parecido buena o mala. No tengo porque endiosar a un director o a un guionista sólo porque otros lo hayan hecho. Simplemente doy mi opinión de una forma sencilla y entendible.

Hoy comentamos una de las óperas primas de terror más alabadas de los últimos años. ¿Puro marketing? Puede ser. En mi opinión, Jennifer Kent, coge todo lo que tiene y le saca partido. Ese terror creciente y casi palpable, hace que la espera a que ocurra algo sea la verdadera agonía.

Los dos protagonistas de la cinta, desconocidos hasta ahora para mí, interpretan sus personajes de una manera inigualable. Ella, una pusilánime madre agustiada y aburrida de la vida que lleva, no tardó en conquistarme. Él, un hiperactivo y odioso hijo, aunque su interpretación estará siempre a la sombra de «su madre», me llevó a un estado de alerta constante.

Todo esto juntado con una muy buena dirección y una fotografía al más puro estilo de James Wan, consiguen que, en más de uno y de dos momentos, mi vello se pusiera de punta. No pasé miedo, como en otras ocasiones, pero no hizo falta para que disfrutara de cada minuto.

Me gustó mucho, pero hubiera elegido otro final. Ese es el punto negativo que se lleva Kent (también guionista). Un final poco claro o demasiado simple. Si hubiera acabado la historia con el nivel que lleva durante todo el metraje, otro gallo hubiera cantado y nos encontraríamos ante una de las mejores películas de terror de los últimos años. Pero nadie es perfecto.

Como podréis ver me gustó muchísimo y agradezco enormemente que no sea una superproducción ni nada parecido. El cine independiente demuestra una vez más que no hace falta un gran presupuesto para hacer buenos trabajos.

Como siempre digo, comentad lo que queráis o exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

Babadook en Filmaffinity


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.