Hola kandorianos y kandorianas, por muy largo que sea un camino y muy entretenido nos parezca al recorrerlo, siempre llega el final. En este caso, el final de una saga que para mí empezó muchos años atrás y que culminó hace muy poquito con un desenlace interesante e inesperado.

Empecemos por el principio. La novela comienza con tres líneas temporales: por un lado tenemos a Ciri atrapada en otro tiempo, donde intenta ser obligada a tener descendencia para cumplir la profecía de los elfos. Por otro lado tenemos a Geralt, que busca una señal del destino para encontrar a su pupila. Y en tercer lugar nos encontramos con los nuevos personajes de Condwiramurs y Nimue, las cuales se encuentran en un tiempo futuro intentando desentrañar la leyenda de Geralt y la leoncilla de Cintra.

Estas tres líneas temporales mantienen muy buen ritmo y consiguen que la lectura sea fluida y agradable. Sin embargo, en ocasiones, hace que nos preguntemos como convergerán estas líneas para llegar al desenlace de la saga. Aquí Sapkowski da un golpe de efecto mostrando los poderes de Ciri como Señora del tiempo y el espacio. Un sorprendente giro que me dejó con la boca abierta.

En medio de estos acontecimiento nos encontramos con un capítulo dedicado exclusivamente a la guerra provocada por Nilfgaard. La manera de narrar una batalla épica desde distintos puntos de vista hizo que devorara las páginas. Esto junto a Jarre y sus escrituras de viejo, completan lo que para mí, es uno de los mejores capítulos de la saga a pesar de tener poco peso en la historia.

La parte del castillo de Stygga, juntando dos de las líneas temporales, también es de mis favoritas. La esperada batalla final de nuestros protagonistas es mejor de lo que esperaba, teniendo en cuenta que se saldará con una auténtica carnicería. También tenemos el mayor giro de la saga al acabar este capítulo, que perfectamente podía haber servido de final. Sin embargo, Sapkowski, apoyándose en Condwiramurs y Nimue ya nos va dando pistas de que el desenlace será distinto.

Dicho desenlace deja un sabor amargo a un libro muy completo. No obstante, es el final que merece esta saga; con esto quiero decir que no es perfecto, pero es muy correcto. También tenemos lo que se puede considerar un final alternativo con el epílogo ‘Algo termina, algo comienza’, pero no deja de ser un relleno que aporta poco y queda muy por debajo del resto de la novela.

En definitiva estamos ante el mejor libro de la saga con mucha diferencia, cosa que no es difícil si tenemos en cuenta que cerramos una saga que empezó, por lo menos para mí, hace algunos años. Aún así hay cosas que no tienen explicación o yo no se la he encontrado. Eso, unido a la extraña manera de escribir de Sapkowski, a la que te acabas acostumbrando, pueden ser las únicas pegas que puedo sacar a una saga más que digna dentro de la literatura fantástica.

Como siempre digo, comentad lo que queráis y exponed vuestras inquietudes. Un saludo y hasta pronto kandorianos.

by Danko

La dama del lago en Lecturalia


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *